SAN MIGUEL DE ALLENDE

Arte

EN SUS PROPIOS TÉRMINOS: SANTIAGO CORRAL

“El Arte es una de las expresiones más puras y sinceras del hombre.”

Texto por: Margaret Failoni

El arte del siglo XX y XXI a lo largo del mundo se ha preocupado por inventar nuevas maneras, y cada vez más fascinantes, de crear arte. Y ciertamente ha habido algunos descubrimientos revolucionarios en la creatividad, especialmente en las artes plásticas. Algunos artistas muy talentosos han sido capaces de coquetear con distintos estilos, desde el periodo azul, notablemente figurativo, de Picasso, hasta llegar al cubismo; desde los evocadores bosques de Mondrian hasta su estilizada geometría; y desde el muy contemporáneo realismo casi fotográfico de Richter hasta sus deslumbrantes pinturas abstractas. Algunos artistas han seguido el camino al revés: Phillip Pearlstein fue de una abstracción total a sus icónicos desnudos americanos. Pero el arte figurativo siempre ha permanecido como el mismísimo fundamento del arte. Todo lo demás brota desde ahí. No hay atajos. Tienes que saber dominar este género para sobrevivir en este siempre cambiante mundo del arte. Muchos grandes maestros, especialmente en el siglo XIX y principios del XX, pintaban lo que veían ante ellos. Pero no era desde tiempos de Andrew Wyeth que veíamos a un artista como Santiago Corral, quien pinta no tan sólo lo que ve, sino también lo que percibe con tal claridad y destreza emocional. Este artista mexicano hace brujería; él pinta a la gente en su propio espacio, y aunque no se encuentren dentro del plano de representación, los podemos ver ahí, solo que momentáneamente se encuentran fuera de vista, y esto no es ninguna hazaña fácil. Se acaban de levantar de la mesa; no los podemos ver, pero ahí están, detrás de una silla, apenas fuera de vista.

Corral ejecuta la misma magia en sus paisajes. Siendo piloto de planeadores, el artista explora a sus sujetos de representación desde una perspectiva de ojo de águila. Es particularmente mágica la campiña vista a través de una suave llovizna, de una leve bruma.

Los retratos del artista son igualmente impresionantes. Retratos en su mayoría de miembros de su familia o amigos, pareciera que Corral capturara el alma misma de sus modelos.

Para esta exhibición Santiago corral nos cautiva con una serie de pinturas de ánimo, formas interiores y exteriores de su mundo. Interiores en los que los ocupantes han salido por un momento pero han dejado su esencia detrás. Los exteriores son recordatorios exquisitos acerca del mundo maravilloso en el que vive.

Habiendo exhibido su obra en Nueva York, Israel y México, su trabajo es parte de importantes colecciones en América Latina, Canadá y Estados Unidos.

 

Agradecemos a Galería Intersección por apoyarnos en la realización de este artículo.

 

Share:

Comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *