SAN MIGUEL DE ALLENDE

 

El pasado fin de semana se llevó a cabo el Mercado de Arte y Gastronomía 2017 en San Miguel de Allende y, definitivamente, superó todas las expectativas.

 

Cuatro días de Para inaugurar este festival, el reconocido chef Enrique Olvera estuvo a cargo del kick off dinner en Moxi y la colaboración de Fernanda Prado con arte comestible. Los chefs Donnie Masterton y Ted Corrado unieron sus talentos para ofrecer un delicioso menú a sus comensales en The Restaurant con el artista e invitado especial Claudio Limón pintando en vivo para agregarle el toque especial a la velada.

 

Así mismo, en Casa Dragones, la chef Elena Reygadas deleitó a los comensales y José Noé Suro estuvo a cargo del arte. En el restaurante 1826 del Hotel Rosewood, la noche se vistió de gala con la presencia de dos aclamados chefs que trabajaron juntos para crear una maravillosa experiencia culinaria: Carlos Hannon y Fernando Trocca, con arte de Jorge Tellaeche.

 

 

Patrick Cros y Olivier Deboise Méndez fueron los encargados del menú en L´ôtel con el talento artístico de Arantxa X Rodri guez (AXR). Moxi albergó a los chefs Eduardo Echeverría, René Echeverría y John Gallo para encantar a todos con un exclusivo brunch.  Angelo Musco empapó de arte la Casa de la Cultura donde Enrique Olvera y Gaby Ruiz sorprendieron con sus platillos.

 

 

Para cerrar con broche de oro el Petit Comité, la cava del Hotel Rosewood y Casa Armida fueron anfitriones de dos cenas especiales por los chefs Carlos Hannon y Juan Licerio con arte de Pepe Soho y Roberto Solís con Alejandro Ruiz y los artistas: Luis Fabian Flores y Ricardo González respectivamente.

Otro de los elementos que hizo de este festival un éxito total, fue Marché; un mercado montado en el Parque Juárez que reunió a más de 120 expositores que mostraban arte, joyería, ropa, vino, cerveza y, sobre todo, mucha comida. Invitaba a un ambiente totalmente incluyente y lleno de música, donde no importaba si acudías solo, con amigos, familia o tus más fieles compañeros caninos, estaba asegurado que pasarías un buen rato para comer, beber y bailar todo el día. Durante los cuatro días del evento se ofrecieron conferencias, catas y talleres que complementaron a la perfección este homenaje a la gastronomía.

 

San Miguel de Allende cada vez es más reconocido por sus grandes eventos que dejan huella y que se convierten en una tradición. Estamos seguros de que este será el caso del MAG y esperamos con ansias la siguiente edición. ¡Felicidades a todos los que formaron parte de este proyecto!

 

Share:

Comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *