SAN MIGUEL DE ALLENDE

LifestyleTravel

SAN MIGUEL DE ALLENDE: DESTINO PREDILECTO DE BODAS.

PARTE 2

 

Para romper el hielo y calentar motores existen las callejoneadas y mojigangas, que estallan por la tarde con la participación de todos los invitados de la boda, desfilando tras los novios en una gran caminata por el empedrado de San Miguel van acompañados de un mariachi, y van llenando las calles de cantos, bailes, abrazos y carcajadas. No falta uno que otro caminante que decida sumarse y seguir el paso del invitado estrella: un burro cargado a tope de mezcal.

No hay vida sin romance, ni romance sin una vida bien vivida. Quizá por eso una de las ciudades más bonitas del mundo, San Miguel de Allende, sea el destino de bodas preferido por muchos románticos. Si la boda es religiosa, el pueblo conserva templos tan bellos como son la Parroquia de San Miguel Arcángel, el templo de San Francisco o la Iglesia de las Monjas para la ceremonia.Goza de ser el anfitrión estrella, un escenario de hotelería internacional para consentir a todos los invitados.

Una boda es un momento exquisito en el cual dos personas celebran con la familia la confirmación de una serie de vivencias durante el noviazgo, es unir dos vidas anulares de la mano izquierda. La boda, es el día que convierte cada paso hacia el altar en una revelación mágica, buenos augurios para el futuro de los novios se van encontrando gracias a tradiciones y rituales. No olvidemos que la novia debe usar algo prestado, algo nuevo y algo azul.

El romance es aquello que exudan las rosas, es tan intangible y a la vez tan fuerte como una ensoñación, una sonata para piano, la perfección de una costura, las fragancias que se derraman de la cocina; un atardecer que bosqueja las nubes con filamentos de oro; el primer segundo estrellado de la noche o un buen vino alcanzando el calor de nuestra garganta.El romance es el mejor motivo para quedarse sin aliento, la antesala de la pasión y es el concepto que mejor guarda la lindura de los sentimientos. Por eso es digno de vivirse en un lugar que lo sepa guardar y manifestar, las bodas en san Miguel de Allende son románticas por naturaleza, y el mejor motivo para descubrir todos sus encantadores misterios. Venir a casarse aquí es para deleitar al corazón de todos, también de los oriundos que quedamos contagiados de amor del bueno.

 

Share:

Comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *