SAN MIGUEL DE ALLENDE

ROXY HOTEL NYC

 

HOTBOUTIQUES recomienda:

Tribeca constituye una de las mezclas más curiosas de Manhattan. En esta zona convergen la frescura bohemia y urbana del Soho y el brillo de la riqueza del distrito financiero; el lugar donde los adoquines del siglo XIX conviven con la depurada arquitectura industrial, todo ello acompañado de una generosa porción de luz cortesía del sol poniente sobre el río Hudson, como también varios de los mejores restaurantes de la ciudad. Como perfecto ejemplo de esta fusión de alto lustre y sensibilidad artística tenemos al Roxy Hotel Tribeca.

 

El sabor del Downtown se aprecia en su fachada de ladrillo y hierro, con luz natural que atraviesa sin barreras el extenso techo de cristal del atrio de ocho pisos, haciendo parecer lúgubres y claustrofóbicos a casi todos los otros hoteles de Nueva York. Si bien es cierto que las habitaciones, dispuestas alrededor del atrio, distan de ser inmensas, tienen unas dimensiones razonables y su diseño es exquisito: ultramoderno y a la misma vez relajante, en tonos de crema y azul.

Para acabar cómodamente cualquier trabajo pendiente, tiene a su disposición conexión a Internet de alta velocidad, una mesa de trabajo y una silla Aeron de Herman Miller. Tampoco faltan lujos como los albornoces y la ropa de cama de Frette, y los artículos de baño de C.O. Bigelow, que, sin lugar a dudas, deseará probar.

En cada planta se reserva un rincón para el café; de ese modo no tendrá que enfrentarse al tumulto del vestíbulo sin estar preparado al cien por cien, porque, para serle sinceros, hay que estarlo. En el vestíbulo se encuentra el Church Lounge, un bar-restaurante de categoría muy frecuentado, tan de moda como sólo algunos lugares de Nueva York pueden estarlo en un momento dado, y su cocina está abierta hasta tan tarde que ya ha le ha salvado la vida a más de un huésped trasnochador o con el síndrome de desfase horario.

Cabe destacar la tecnología de aislamiento acústico, que garantiza su descanso a pesar del jolgorio de la parte inferior, por no hablar de la ventaja de tener un concurrido local nocturno a tan corta distancia de su habitación, o del Sunday Brunch, que se sirve hasta las cuatro de la tarde, para aquellos que la noche anterior hayan aguantado hasta las cuatro de la mañana, la hora de cierre del bar y algo que solamente se ve en Nueva York.

  • 201 Habitaciones
  • Estilo: Diseño moderno
  • Ambiente: De lo último
Two Avenue of the Americas, New York City, NY, USA
Tribeca
Los mejores hoteles boutique en HOTBOUTIQUES
Share:

Comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *