SAN MIGUEL DE ALLENDE

Travel

RELÁJATE EN ESTOS HOTELES CON AGUAS TERMALES

Las aguas que brotan de la tierra están llenas de beneficios que purifican y relajan al cuerpo. La mejor noticia es que no tienes que ir muy lejos para gozarlas; te mostramos 5 hoteles con albercas de aguas termales, spa y paradisiacos jardines para que puedas escaparte de la rutina.

1. Zenti´k Project

Valladolid, Yucatán

Valladolid es un Pueblo Mágico con mucho más de lo que te imaginas, en el centro de la ciudad está Zenti´k Project un hotel de inspiración artística que guarda su mejor secreto bajo tierra: una cueva con aguas termales que garantiza vivir una experiencia mágica. El agua nace naturalmente de esta cueva a 35°C  de temperatura e inunda al cuerpo con bondades terapéuticas.

Vive la práctica de alojarte en un búngalo maya en el que puedes optar por dormir en una cama o hamaca entre frescos muros de adobe. Después de una sesión en las aguas termales, restaura energías en su restaurante que sirve platillos y bebidas orgánicas. Más tarde ¿por qué no probar una sesión de yoga en el hotel?

Zenti´k está muy cerca de Mérida y Cancún

 

2. Termas de San Joaquín

Ramos Arizpe, Coahuila

Así es ¡hay aguas termales en el desierto! La comunidad de La Azufrosa es hogar de las Termas de San Joaquín, un oasis en plena zona árida que ofrece una de las albercas cubiertas más originales del país, al estilo de los antiguos baños romanos. Las bóvedas crean un ambiente único y generan un agradable vapor que libera tu cuerpo del estrés y las toxinas negativas.

Las cinco pilas bajo la bóveda tienen diferentes temperaturas para que te vayas acostumbrando al calor sin cambios drásticos. La profundidad de la alberca es de sólo 90 cm. así que puedes estar tranquilamente de pie. Para gozar de las termas sin contratiempos, los terapeutas de San Joaquín sugieren tomar recesos cada cinco minutos e hidratarse constantemente. Después sigue consintiéndote en su spa que aplica tratamientos con sus propios productos artesanales como mascarillas, cremas y tónicos.

Lánzate aquí si vives en Monterrey o Saltillo

 

3. Agua Blanca

Jungapeo, Michoacán

Agua Blanca Canyon Resort es un refugio que te aísla de todas las preocupaciones del mundo exterior. Un eco-hotel en la que reconectarte con la naturaleza será tu misión principal. El mayor tesoro de este lugar está en sus aguas termo minerales, que corren de manera natural a 32 C° y pueden disfrutarse en sus albercas y jacuzzis al aire libre.

En la antigüedad, los líderes del imperio purépecha acudían a bañarse a esta zona para relajarse y gozar de todos los beneficios de sus minerales. Hoy en día, los expertos de su spa ponen en práctica los rituales de antaño con tratamientos como las compresas herbales y el masaje con bambú. Las habitaciones llevan el sello tradicional michoacano y garantizan comodidad y descanso al máximo.

Llega desde Morelia, Querétaro y la Ciudad de México

 

4. Hacienda Taboada

San Miguel de Allende, Guanajuato

Los alrededores de San Miguel de Allende son zona rica en pozas termales, a su paso está Hacienda Taboada una finca con vegetación abundante y albercas con aguas termales. Su alberca olímpica es única por el contenido de bicarbonato de sodio que promete retrasar el envejecimiento.

El hotel tiene el estilo de las villas mediterráneas con fachadas blancas y flores de bugambilias. Todas las habitaciones tienen terraza con vista y su propia tina para dos personas, que se alimenta directamente con las aguas de las pozas. La hacienda cuenta con un restaurante de especialidades que es famoso por sus bufetes durante los fines de semana.

Muy cerca de León, Guanajuato y Querétaro

 

5. Cosalá Grand

Chapala, Jalisco

A orillas del Lago de Chapala, Cosalá Grand es un hotel que tiene todo lo que buscas en una escapada de la ciudad. Jardines y tres albercas con aguas termales con temperaturas graduales que te permiten acostumbrarte a la sensación para luego ir probando las más calientes, van de los 32 a los 38°C. Comprueba como desde el primer contacto con el agua, el cuerpo se oxigena y los músculos se relajan.

Las habitaciones tienen terraza, jacuzzi privado y todas las comodidades que mereces para un descanso pleno. Si vas en familia, una gran idea es optar por una villa de una o dos recámaras con cocineta, comedor y sala.

Perfecto si vives en Guadalajara o Colima

Share:

Comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *